Fiat Ducato Joint E33

Hemos decidido alquilar una autocaravana para probar por primera vez la experiencia de conducir una. Se trata de una Fiat Ducato Joint E33 capuchina del año 2005. Tiene 5,6 metros de longitud y es fácil de conducir y aparcar en las ciudades. Nos hemos decantado por este tipo de autocaravana ya que es más que suficiente para una pareja y también es más económica.

Mucha gente aconseja lo mismo: Antes de comprar una autocaravana tienes que probarlo y alquilarla para saber si te gusta. Pero hay cosas que simplemente las sientes, como cuando eres niño y haces algo por instinto y porque te gusta. Nosotros lo teníamos muy claro después de nuestro viaje por carretera desde el corazón Europa hasta Cabo Norte, durante 2 meses y 10.000 kilómetros en nuestro Chevrolet Epica. A veces hemos utilizado campings, una sola noche de hotel en Estonia y CouchSurfing en: Polonia, Lituania, Letonia, Finlandia y Noruega.

Para nosotros tener una Autocaravana o furgoneta Gran Volumen camperizada no era solo un impulso, era una necesidad! Después de la experiencia viviendo 2 meses en nuestro Chevrolet Epica lo que teníamos claro es que lo único que necesitábamos era un poco más de espacio.
Hay cosas y situaciones que uno solo tiene que probar la esencia para saber si te gustan o no, y eso es lo que nuestro automóvil nos enseño durante dos meses. De todos modos, la opción de alquilar una Autocarvana por el mero hecho de disfrutarla era motivo más que suficiente, teniendo en cuenta que todavía no teníamos la nuestra, y también que nuestros días de vacaciones no nos permitían hacer un viaje muy largo con ella.

Antes de alquilar la autocaravana, sabíamos perfectamente que nos va a gustar y despedirse de ella sería muy difícil. Sentimos que es el estilo de vida que podríamos llevar durante mucho tiempo. Hasta ahora hemos hecho muchas rutas por carretera con nuestro automóvil Chevrolet Epica y amamos la independencia que ofrece esta forma de viajar. La oportunidad de observar el cambio de los paisajes cruzando las fronteras o las costumbres y hábitos de la gente es algo que no se aprecia cuando te viajas en avión. La posibilidad de parar en cualquier lugar para mirar, descansar o tomar fotos, es una forma de viajar que te ofrece una gran independencia.

Ruta de Figueres hasta Almería

La ruta completa ha sido desde la ciudad Figueres hasta Almería, con muy poca planificación previa. Tomamos la carretera NII y nos desplazamos por toda la linea de costa, evitando las autopistas y cruzando todas las poblaciones. La primera aventura empezó cuando llegamos a Barcelona y perdimos el rastro de la carretera NII. Dentro de Barcelona hemos dado vueltas durante más de una hora! Era como estar en un bus turístico pero sin parar en ningún lugar frecuentado por turistas.

De Figueres al Delta del Ebro

La primera noche hemos dormido cerca del Parque natural del Delta del Ebro. Usamos la aplicación Park4Night para encontrar un buen sitio donde aparcar la autocaravana. Hemos llegado muy tarde y el lugar estaba tranquilo. Al lado teníamos una furgoneta Gran Volumen y nuestro vecino era un pastor alemán que ha ladrado como si no hubiera mañana hasta levantar a su dueño. Por la mañana pudimos disfrutar de la belleza de este lugar, de su fauna y flora única. Si visitamos este lugar de nuevo, llevaremos las bicicletas para explorar las áreas rurales.

Desde el Delta del Ebro a Valencia

Nuestra ruta seguía por la preciosa ciudad Valencia. Disfrutamos del buen estacionamiento al lado de la playa con la opción de hacer un poco de ejercicio después de una calórica cena 🙂 .

Por la mañana tuvimos que ir a un taller para reparar una ventana de la autocaravana. Es una de las primeras reglas básicas que hemos aprendido; tu casa ahora se mueve, así que tienes que cerrar antes las ventanas! La hemos reventamos al circular con la ventana abierta hasta que finalmente voló. Esta primera lección nos ha costado cara, pero seguro que no lo vamos a olvidar la próxima vez. La empresa Van-House de Valencia han sido muy profesionales y amables. Solucionaron nuestro problema en dos horas y pudimos continuar con nuestra ruta.

Reparación con Van House Valencia

La próxima parada es el «Dubái de España»: Benidorm. Fuera hace 18 grados y para nosotros que venimos del ártico ha sido una sensación de verano en Arabia Saudita. Caminando por el paseo marítimo paramos en una biblioteca en la playa. Los libros y la playa van de la mano, es una idea increíble! También hemos hecho la compra y llenamos nuestra nevera con embutidos y jamón.

De Valencia hasta Benidorm y Almería

Por la noche hemos llegamos a la provincia de Almería. Al día siguiente queríamos visitar el único desierto de Europa, el Desierto de Tabernas donde la temperatura media anual es de aproximadamente 17,9 °C. Las temperaturas en invierno con poca frecuencia bajan de 0°C durante la noche. En verano, las temperaturas máximas absolutas pueden llegar hasta los 45°C – 50 °C a la sombra en los días más cálidos.  El día lo hemos pasado en una de los poblados que sirvieron como decorado para un gran número de películas del oeste.

De Almería al Cabo de Gata

Visité la ciudad de Almería por primera vez. Me enamoré de su ambiente positivo, hectáreas de invernaderos y playas interminables. Por fin puedo ver donde nacen mis tomates favoritos que se exportan al ártico. Cualquier visitante encontrarán una playa a su gusto; ya sea piedra o la arena de varios tipos. Puedes elegir si buscas estar acompañado de gente y te quedas sentado en uno de los chiringuitos o disfrutas de la soledad y optas por las playas tranquilas y naturales.
Llegar hasta Almería y no visitar el paraíso del Mediterráneo, el Parque natural Cabo de Gata sería casi un delito. Además en temporada baja es todo un privilegio. Quiero detener el tiempo.  Es increíble que este lugar haya evitado la masificación turística y pueda resistir a la urbanización abusiva.

2 CommentsPublicar Comentario

Déjanos un comentario! :-)

Tu email no será publicado

Translate »