vivir debajo posibilidades

Descubre el resultado de Vivir por debajo de tus posibilidades. ¿Quieres generar activos que te permitan ganar dinero? o ¿Prefieres acumular deudas? ¿Quieres aparentar e impresionar a tus amigos, vecinos y tu familia? o ¿Quieres impresionarte a ti mismo, vivir bien, ser feliz y alcanzar la libertad financiera? Las ilusiones te pueden salir caras. A continuación te mostramos varios perfiles en los cuales te puedes identificar. Te explico también en cual de ellas nos encontramos nosotros.

Vivir como si no hubiera un mañana

Revientas todo el dinero del mes y además te estas endeudando más y más aunque no te lo puedes permitir porque acumulas deudas, no puedes evitar caer en la trampa de los carteles publicitarios, vallas publicitarias, productos premium, estas comprando las cosas altamente innecesarias, ropas de marca, iPhone último modelo, televisor nuevo. Esto es un pensamiento a corto plazo. Si no aprendes a cuidar un poco este estilo de la vida, puede conducirte hacía la ruina. No importa si ganas 800 euros o 4000 euros, tu eres de estos que gastas más de lo que te puedes permitir, porque vives por encima de tus posibilidades.

Vivir de acuerdo con tus posibilidades

¿Qué significa esto? Por ejemplo, si ganas 2000 euros al mes, pagas la deuda de tu casa, de tu coche y el resto del dinero lo usas para disfrutar de tu estilo de la vida. Si te suben el salario, después de pagar las deudas de tu casa y tu coche…el dinero que te sobra lo vas a gastar. Tal vez te compres ropa cara, o gastes más en tus vacaciones, o compras otro coche. Piensas que tu estilo de vida está subiendo. Pero no generas riqueza o patrimonio. Porque si crees que tu casa es el mejor activo que tienes , estás un poco equivocado. Con tu vivienda habitual probablemente no harás ningún tipo de negocio… Aunque siempre hay personas que ponen en marcha el House Hacking.

Vivir por debajo de tus posibilidades

En este grupo estamos nosotros, entonces te puedo perfectamente explicar como funciona… No importa tanto cuanto dinero ganas, sino cual es el porcentaje que eres capaz de ahorrar cada mes de tu salario. Vivir en este grupo requiere bastante disciplina y adquirir hábitos de vida en los cuales no necesitas impresionar a nadie. No vives para impresionar ni aparentar. Si vives en este grupo a veces vas a parecer una persona aburrida, rechazando las cenas caras, comprando los coches más viejos o de segunda mano pero sin deuda, evitando comprar la casa de 300.000 euros, sino comprando el piso por 150.000 euros y el resto del dinero invertirlo por ejemplo en otro inmueble que te pueda generar un 6% de ganancias netas al año o más.

Estar en este grupo significa tener disciplina financiera, tener una mentalidad de ahorro a largo plazo. Cuanto antes empieces a meterte en este grupo, antes alcanzarás tu metas financieras. Si permaneces en este grupos, solo tienes que aplazar tus sueños hasta que seas capaz de pagarlos con tus activos… Hace años, cuando empecé a trabajar en España, he ganado casi tres veces más que mis compañeras de la facultad de ciencias naturales en Eslovaquia. Pero yo no he mejorado ni cambiado mi estilo de vida. En España existe mucha cultura de ir a restaurantes y bares, que está muy bien y se disfruta mucho cuando te lo puedes permitir…

Pero si me hubiera permitido ir cada día en mi jornada laboral a tomar un café en estos bares (320 días x 1,40 euro = 448 euro) y cada fin de semana ir de copas y cervezas (52 fines de semanas x 35 euros = 1820 euros), viernes, sábado y domingo comer fuera (52 fines de semanas x 50 euros total gasto de salir a comer por un fin de semana por una persona al año son = 2600 euros), en una año gastaría alrededor de 4.868 euros por persona solamente por estos caprichos. En pareja son 9736 euros. Con esta cantidad ya te puedes comprar un coche nuevo o en algunas ciudades puedes incluso pagar la entrada de un apartamentito pequeño e independizarse de tus padres.

Si crees que no se puede vivir a sí, probablemente valoras más la comodidad que tu propia libertad. Porque es difícil darse cuenta que todos estos caprichos los estás pagando con tu tiempo, en un trabajo que tal vez ni te está gustando… Si nos ponemos a pensar, es como comprar caprichos que no los necesitas pagando con lo más valioso que tenemos; el tiempo… tiempo que dedicamos a trabajar y estar físicamente en un lugar y en un momento que nosotros no hemos decidido, en pocas palabras, no somos dueños de nuestro tiempo, sino que cambiamos nuestro tiempo por un salario.

Si somos unos asalariados y compramos más caprichos, necesitaremos más tiempo y buscaremos la manera de aumentar nuestro salario para pagar estos caprichos que deseamos pero no necesitamos. Es un desperdicio de tiempo. Esto se puede entender bien cuando aplicamos la metáfora de la carrera de la rata.

¿Cómo es posible salir de ese círculo vicioso? La respuesta está solamente en ti, aunque puedes seguir algunos consejos. Primero hazte la siguiente pregunta antes de comprar un capricho: ¿Cómo puedo gastar menos dinero y obtener el mismo resultado o por lo menos parecido?

Se puede ahorrar y darte caprichos

Actualmente puedes darte caprichos y ahorrar al mismo tiempo. Solo hay que buscar un poco para encontrar grandes ofertas y viajar. Por ejemplo, nosotros hemos llegado a navegar en un crucero por Oriente Medio por tan solo 500 euros por persona y con todo incluido: camarote, comidas, propinas y actividades lúdicas. Además de disfrutar en el crucero de otros servicios incluidos como: piscina, gimnasio, jacuzzi, etc. Si hubiéramos elegido un camarote con terraza y bonitas vistas el precio se habría multiplicado y podrías llegar a pagar hasta 5 veces más…

Hemos comprado una autocaravana del año 2005. Aunque hubiéramos podido endeudarnos y comprar una autocaravana nueva, el precio se hubiera incrementado hasta 5 o 6 veces más, solo por el deseo de tener una autocaravana más nueva y moderna. Para nosotros no tenía sentido invertir mucho dinero en una autocaravana. El resultado habría sido prácticamente el mismo. Vamos a viajar en los mismos lugares tal y como lo haríamos con una autocaravana nueva, pero pagando un precio mucho más elevado. Muchas veces pagamos cara la ilusión y en este ejemplo la ilusión sale cara.

Hemos comprado un apartamento en Noruega, y hemos optado por una propiedad de tamaño medio con dos dormitorios y 75m² en lugar de las casas grandes y bonitas que nos hacía ilusión. No necesitábamos impresionar a nadie ni compararnos con otras personas y pensamos, no en la casa de nuestros sueños, sino en cómo podíamos obtener una mayor rentabilidad, en presente y futuro. De esta forma, hemos podido comprar una propiedad bien situada, a pocos metros de nuestro trabajo y en el centro de la ciudad. Si hubiéramos comprado una casa grande, nos habríamos endeudado más y nos hubiéramos visto obligados a estar más lejos del centro, además de que los impuestos y los gastos de renovación y mantenimiento habrían sido más altos. Dando un peor resultado en la rentabilidad.

En lugar de ir a beber y comer fuera – la mayoría de las veces nos hemos reservado este privilegio para hacerlo durante las vacaciones y casi siempre comemos en casa. Cuando buscamos vida social, normalmente invitamos a los amigos a nuestra casa o visitamos a ellos en sus casas.

Te podría mencionar muchos ejemplos como este… La clave es ponerte a pensar cómo puedes conseguir lo mismo de la forma más económica para sacarle el mayor rendimiento… Y aplicar este pensamiento en todo: Libros, ropa, comida, casa, coche… Si empiezas a ejercitar tu mente de esta manera, tu economía va a crecer y con el dinero que ahorras podrás invertirlo en activos que te generen más ingresos y tal vez plantearte obtener la libertad financiera.

¿Cuál es tu estilo de vida? Si quieres, comparte y escríbelo debajo en los comentarios.

Déjanos un comentario! :-)

Tu email no será publicado

Translate »