Kirkenes

La ciudad de Kirkenes se encuentra en el norte de Noruega, a tan solo 14,5 kilómetros de la frontera con Rusia. A pesar de su ubicación remota en el ártico, goza de muy buenas vías de comunicación, tanto por mar, aire y carretera.

kirkenes Noruega
Ciudad de Kirkenes (Noruega)

El aeropuerto (Høybuktmoen) está situado a tan solo 13 kilómetros y tiene cada día vuelos directos entre Kirkenes y Oslo, la capital del país. También se puede llegar en barco con la compañía Hurtigruten, la cual cubre la ruta entre Kirkenes y Bergen, recorriendo casi toda la costa Noruega de norte a sur y viceversa. Cada día llega y sale un crucero de Hurtigruten al puerto de Kirkenes.

Ruta Hurtigruten Noruega
Ruta del barco de crucero Hurtigruten a lo largo de la costa de Noruega

También puedes llegar con automóvil, autocaravana, camper, furgoneta o moto! Durante los meses de verano se puede circular fácilmente sin problemas ya que la nieve se derrite totalmente. Para las autocaravanas, campers y furgonetas en verano hay disponible un servicio gratuito para evacuar aguas grises, negras y llenado de agua.

park4night Kirkenes
Fuente: park4night.com

Kirkenes es una ciudad ártica que escapa a la masificación turística. La principal industria en Kirkenes fue durante muchos años la minería. Con 3.529 habitantes es centro del municipio de Sør-Varanger en la provincia de Finnmark. El sol de medianoche lo puedes observar a partir del 17 de mayo hasta el 21 de julio. Las noches polares a partir del 21 de noviembre hasta el 21 de enero.
Esta ciudad tiene una ubicación muy excepcional. La frontera con los dos países está muy cerca. Rusia está a solo 14,5 kilómetros de Kirkenes y 55 kilómetros de Finlandia.

Si prestas atención durante tu visita a Kirkenes notarás la influencia rusa en la ciudad la ciudad.

El último miércoles de cada mes puedes visitar el mercado de las abuelitas rusas del ártico, donde encontrarás productos típicos rusos como: Matrioshkas, bufandas rusas, gorros rusos – shapka-ushanka y otros artículos.
El idioma ruso lo puedes oír en toda la ciudad; en las tiendas, bares y en el trabajo. Si te apetece, puedes practicar cirílico incluso en las calles, las cuales están escritas en el noruego y ruso.

Aunque no hables noruego, pero si hablas ruso, probablemente en las oficinas de Kirkenes tengas suerte y puedas usar el idioma ruso, ya que muchas veces hay algún trabajador que tiene raíces rusas.

Kirkenes está bien comunicada con la ciudad rusa de Murmansk gracias al minibús que circula a diario entre las dos ciudades.

Si decides establecerte en Kirkenes, después de 3 años puedes solicitar una visa especial, la cual te concede la posibilidad de cruzar la frontera con Rusia tantas veces como quieras. Esta visa permite alejarte hasta 30 kilómetros de distancia desde la frontera, lo cual es suficiente para visitar las ciudades de Níkel y Zapoliarni. Mucha gente utiliza esta visa para realizar compras, pero ten en cuenta que si traes alcohol y tabaco es obligatorio permanecer un mínimo de 24 horas en Rusia antes de regresar con tus compras.

La proximidad con la frontera finlandesa ofrece la posibilidad de hacer
compras en el pequeño pueblo de Näätämö. Los precios de los supermercados de Näätämö son parecidos que en Noruega por estar al lado de la frontera, pero vale la pena comprar diferente productos y cerveza finlandesa que cuesta un poco menos que en Noruega. Cuando vamos a Finlandia siempre aprovechamos para comprar cerveza y también ganamos dinero reciclando latas y botellas.

Es importante al regresar a Noruega, no superar los límites y traer demasiada cerveza ya que Noruega no está en la unión europea y es muy importante cumplir con las cantidades permitidas. Si pincháis aquí os dejo un enlace como referencia si os interesa traer alcohol y tabaco.

Déjanos un comentario! :-)

Tu email no será publicado

Translate »