Durante las noches polares el sol no sale, debido a la inclinación del eje terrestre. Este fenómeno dura más o menos 2 meses en la población de Kirkenes, donde vivimos. Dependiendo de la latitud donde te encuentres el fenómeno puede durar más o menos tiempo. Puede ser algo muy exótico y especial cuando lo vives por primera vez, bien sea cómo turista o bien porque tengas que trabajar temporalmente en el ártico. Pero si lo vives varios años como nosotros, seguramente echarás de menos el sol. Aunque tenemos un amigo que esta época le encanta 🙂

  1. Si no quieres que Greenpeace te confunda con una ballena en el intento de volver al océano, trata de estar en forma. No te engañes y no seas vago. Para mantenerte optimista, sin sobrepeso y feliz hay que hacer ejercicio regularmente. Si no te gusta esquiar, prueba otros deportes que puedes hacer en el gimnasio; correr en la cinta, spinning, yoga, aerobic, etc.

  2. Descubre los beneficios de la sauna. Ir a la sauna es una costumbre que tiene sus raíces en Finlandia y es una parte imprescindible de su cultura. Muchas casas en Scandinavia tienen sauna y no hay nada mejor que después de un paseo por fuera cuando la temperatura baja a -30ºC, meterte en la sauna y beber una cervecita fresca. La sauna relaja y además ayuda a dormir. Si no tienes una sauna en casa seguro que tienes alguna muy cerca; gimnasios, piscina municipal, amigos, etc.

  3. Come comida saludable con mucha fruta y verdura. Aunque el cuerpo se comporta como un oso y antes del invierno comienza a abastecerse para el invierno. Mantén buenos hábitos y una dieta adecuada.

  4. Busca un pasatiempo que puedas hacer en casa. Está oscuro durante casi 24 horas. Ponte a estudiar. Disfruta de los libros, comienza a aprender un nuevo idioma o haz trabajos manuales, pinta. ¡Desarrolla tu creatividad!

  5. Una copa de vino y agradables conversaciones con amigos te permitirán olvidar el ambiente natural inhóspito, el invierno y la larga oscuridad.

  6. Tal vez eres una persona como yo he sido en mi vida anterior. Que prefiere ser moderna y andar con tacones :-). Por favor, olvida todo esto. Aquí, en el Ártico lo único que importa es la funcionalidad de la ropa y calzado. Igualmente poca gente te ve en las tormentas de nieve y viento que casi te sacan el alma de tu cuerpo. Balancear con los tacones encima de la carretera helada tampoco es muy sexy y femenino.

  7. Nada es mas bonito en las ventanas de las casas que las estrellas iluminadas que nos recuerdan la llegada de la temporada de Navidad. Ilumina la casa con velas y lucecitas.

  8. Encuentra el gusto en la SOLEDAD. Hazte amiga de ella. Sera la mejor compañía para ti – tu mismo. Aprende de la soledad.  Puede mostrar mucho más que mil profesores. Escúchate a ti mismo. Escucha tu mente, tu voz interior y tu intuición. Nunca llegas a conocerte bien al estar rodeado siempre de mucha gente sin poder disfrutar de la soledad.

  9. Encuentra el gusto en el SILENCIO. Es la mejor música para el oído. Silencio junto a la contemplación traen respuestas a muchas preguntas que pueden haberte molestado durante años.

  10. Encuentra el gusto en la TRANQUILIDAD. Andas por las calles donde no hay nadie. No haces colas en los supermercados ni en las oficinas públicas. La gente respira la tranquilidad en todos lados. Todo y todos tienen su tiempo. La gente, la naturaleza, también los osos hibernando. Intenta adaptarte a este ciclo de la tranquilidad. No intentes apretar tu tiempo. El tiempo es lo más caro que tenemos. Lentamente llegarás más lejos…

Déjanos un comentario! :-)

Tu email no será publicado

Translate »