Tag - Libertad Financiera

Travelers who achieved Financial Freedom

Today we introduce you very inspiring people: Julie and Jason Buckley from England. Back in 2011 they made the decision to quit corporate jobs, both of them aged 39, buy an old motorhome and travel Europe… After two years on the road, they returned to England to achieve financial freedom. At the end they succeeded and effectively retired aged 43. They wrote a book about it to explain how they did it.

  1. Please introduce yourself and write some interesting facts about you.

We’re Julie and Jason Buckley from the English Midlands. After much soul searching we quit our corporate jobs in 2011 and bought a 20 year old motorhome we called Dave, spending two wonderful years touring Europe and North Africa, blogging about it at ourtour.co.uk. When we ran out of money we came home to the UK and went back to work, organising our financial lives to allow us to travel as much as we wanted, for ever. Aged 43 we retired from our careers and started a new life of freedom.

  1. Why have you decided to live full time in a motorhome and travel the world? What motivated you to make that decision?

We were pushed into this way of living at first, desperate to find something more in life than the earn-buy-die cycle our world seems to be trapped in. After only a few days in our motorhome we found ourselves to be so much happier, despite living in such a constrained space. The feeling only grew over the months and years. These days, after several years of touring, we’ve opted to mix up motorhome life with bricks and mortar, although we share most of our house with tenants so still spend most of our time in a small space.

  1. You are very different from many travelers we know, because you have achieved financial freedom in your early 40s. It was certainly a long and difficult journey, but you did it. Were there people who did not support you and were envious of you? Briefly tell us about your path to financial independence. (We really like your blog, which is very transparent and written to help other travelers to achieve their financial goals.)

Good question! Personal finance is a taboo, so we’ve had few direct conversations with friends about what we’ve done (we wrote The Non-Trepeneurs, so anyone interested can read the story rather than us ‘lecturing’ them). We built up the courage to ask our parents and our closest friends if they supported us and always got a resounding ‘yes’.

We achieved FI by renting out the homes we used to live in rather than selling them when we moved, ploughing all of our income into paying off our mortgages. We worked our way up the corporate ladder eventually reaching middle management, so had good incomes. We both came from frugal families, and never felt much need to buy status (depreciating) assets like cars, leaving us enough money to save a high percentage of our incomes. After learning that we enjoy living with less stuff, our expenses were soon covered entirely by our rental income.

  1. Did you make a new friends on the road? What is your best travel experience?

We were lucky to meet some really great new friends on the road, several of who had taken their own paths away form the norm. Along with meeting many thousands of local people during our tours, this exposure to new people and their ideas has been the single best experience from all of our travels. Understanding their different points of view and approach to life has been inspirational and invaluable in giving us the many freedoms we now enjoy.

  1. Both of you are English. What are your favorite places in England to travel by motorhome or camper van?

To be honest, we spend most of our tours driving quickly to the south of England and taking a ferry or tunnel to Europe. Attitudes to motorhome travel in England and Wales can be restrictive, with lots of height barriers and bans on motorhome parking (Scotland and Ireland are easier-going). That said, we live in a beautiful country with a fascinating history and enjoy touring the nearby Peak District National Park and the North Yorkshire Moors and the coast facing the North Sea.

  1. Have you made any changes or modifications to your motorhome? If you could change something about your vehicle, what would it be?

We’ve fitted the ‘usual’ long-term touring equipment to our vans: solar panel, SOG unit, self-refillable LPG bottles and M+S-marked motorhome-specific tyres. The van meets our needs really well, the only thing we’d change would be to make it magically newer again.

  1. Would you like to travel outside Europe? What’s on your travel bucket list?

We’ve toured Morocco twice and Tunisia once, and would like the travel to Asian Turkey in our motorhome. Friends are currently planning to crate up their van and ship it to the USA, which is definitely an interesting idea for post COVID-19 times!

  1. What are the best and worst parts of your lifestyle?

The best part is the self-determination. Within societal and legal constraints we can do what we please, which is quite an incredible feeling. The worst part is being away from family and friends for months at a time, although technology is increasingly helping to breach this gap.

  1. Have you met with the understanding and support of your family and friends in your decision to travel and live on the road?

Yes, interestingly we’ve never had anyone close to us question us giving up a detached three bedroom house, two cars and two good jobs for a life of small-space living and travel.

  1. What advice would you give to your fans who are considering changing their lifestyle and live like you do?

Momento mori – remember death. My mum passed away last week. Life leaves us all. Don’t delay. Don’t kid yourself you’re immortal. If you really want to do something, get a plan together and get it done, you won’t regret it.

Julie & Jason Buckley
OurTour.co.uk
Youtube

Minimalismo y libertad financiera para viajar más

El minimalismo y la libertad financiera tienen mucho que ver, para mi son dos conceptos que van de la mano por una razón muy sencilla; si no eres mínimamente minimalista es imposible conseguir la libertad financiera, y te explicaré por qué. El dinero SIEMPRE se agota, ya que es un elemento finito. De modo que, la mayoría de la gente podría gastar mucho más de lo que gana. Por ese motivo, si no conseguimos o no sabemos cómo gestionarlo para equilibrar la balanza, entonces siempre estaremos en déficit negativo.

Muchas veces las personas que consiguen la libertad financiera también han practicado y/o practican el minimalismo. Desde que era pequeño escuchaba una frase que decía: no es más rico quien más más tiene, sino el que menos necesita. Antes no era capaz de entender esa frase, incluso pensaba que era cómo se suele decir «Mal de muchos, consuelo de tontos» – cómo podía ser, solo hay que ver la lista de la revista Forbes!, es más rico quien más tiene, y punto.

No era capaz de entender ese dicho desde el punto de vista literal. Con el paso del tiempo he llegado a entender la esencia de esa idea y pienso que tiene mucho sentido.

¿Por qué no tratamos de gastar menos dinero?

En los países desarrollados vivimos de una manera muy consumista; compramos mucho más de lo que realmente necesitamos y muchas cosas que después no las hacemos servir las abandonamos, las tiramos a la basura o en el mejor de los casos las reciclamos. Cuando se nos rompe algún electrodoméstico, mueble, ropa, zapatos, juguetes – todo acaba en la basura.

He reflexionado sobre el tiempo que dedico a trabajar para comprar algunas de las cosas que ya no me hacen falta o que he tirado a la basura. Si lo hubiera pensado antes probablemente no hubiera comprado algunas de esas cosas. Por ejemplo: el teléfono nuevo aunque el viejo todavía funcionaba bien, o no hubiera comprado la centésima camiseta si ya tenía 99 o el bolso nuevo. En realidad, la mayoría de las cosas que compramos, ni lo hacemos para nosotros mismos, lo hacemos para asombrar a los demás, competir y mostrar nuestro poder adquisitivo o estatus.

Vivimos en un momento en que los recursos naturales están sobre explotados y no es sostenible a largo plazo. Es una época muy consumista y aunque tenemos muchas más cosas que antes, muchas veces seguimos buscando algo que nos falta. Es una época en la que estamos acostumbrados a cambiar todo lo que no nos funciona, incluso las relaciones, en lugar de arreglarlas y buscar dentro de nosotros lo que realmente nos hace feliz o nos falta. Dejamos que nuestros problemas nos persigan en lugar de tratar de resolverlos, sin buscar culpables o excusas. Pienso que nunca antes la sociedad ha tenido tanto empoderamiento como ahora y un abanico tan amplio de posibilidades para cambiar el rumbo de nuestro destino.

Prueba el Minimalismo

Ser minimalista no significa vivir en una tienda de campaña o carpa y comer latas de sardinas cada día. Ser minimalista significa cambiar nuestros hábitos de consumo o evitar las compras impulsivas. El minimalismo es un estilo de vida y también una ideología. Hay gente que lo llamaría simplemente: ser tacaño. Pero pienso que eso es algo diferente y daría para un tema a parte. Ser minimalista es simplificar y tener aquello que realmente necesitas. El proceso de cambio para ser una persona minimalista puede ser largo y difícil, pero vale la pena. Una vez logras adoptar el hábito es difícil volver a consumir en exceso de nuevo. Tener una actitud minimalista es bueno para la mente y la economía 🙂 además, si en tu trabajo te pagan por horas, tal vez no tengas la necesidad de hacer horas extras!

En la escuela nadie nos habló sobre el minimalismo…La sociedad no está preparada para ser minimalista, todo lo contrario. Si todos empezáramos a ser minimalistas, esto provocaría una recesión económica, y el sistema no puede permitirlo.

¿Sabías que…?

Según la ONU, la industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta: produce más emisiones de carbono que todos los vuelos y transportes marítimos internacionales juntos. Por favor, piensa en esto cuando vayas a comprar un artículo de ropa que realmente no necesitas o que terminará siempre dentro del armario. Opta por la moda ecológica: «slow fashion«. Deja de comprar la ropa que el año que viene no usaras más al dejar de estar de moda: fast fashion. Esto no significa que vas a parecer un vagabundo, pero empezarás a ser consciente cada vez que compres ropa.

Ventajas del minimalismo

Ser minimalista es ecológico y económico. Verás que empiezas a tener tiempo para cosas importantes; tu familia y amigos. Siendo minimalista tal vez pierdas algunos amigos, sobre todo estos con los que estabas compitiendo a ver quien tiene el mejor coche, los muebles más exclusivos, el mejor teléfono, el bolso más lujoso, etc. Tal vez hablen mal de ti, como si fueras un tacaño raro que no quiere gastar dinero, pero a ti no te va importar si eres suficientemente fuerte con tus decisiones.
Haz la prueba de ser minimalista en todos los aspectos de la vida. Desde buscar tu vivienda, comprar un coche, muebles, etc…Practica el picnic cuando viajes. Aprovecha los jardines y parques públicos, especialmente cuando hace buen tiempo.
Siendo minimalista a largo plazo te abre la oportunidad de tomar buenas decisiones financieras para invertir tus ahorros.
Nosotros hemos sido casi siempre personas bastante minimalistas. Pero no en todo…
Cuando hemos preparado nuestro primer viaje a Noruega, el automóvil iba lleno hasta el límite. Queríamos estar preparados para cualquier eventualidad que pudiéramos imaginar; lluvia, tormenta, chubascos, nieve y comida para sobrevivir 5 meses. Teníamos tantas cosas en el maletero que cuando necesitábamos buscar algo concreto, era casi imposible encontrarlo entre las mil cosas que teníamos.

Durante nuestro viaje fuimos acumulando más y más cosas; cosas que nos gustaban, cosas que nos daban, cosas que encontrábamos como por ejemplo cuernos de reno (un recuerdo que nadie evitaría llevarse si lo encuentras). Llegó un momento en que no tenía sitio ni para sentarme, aunque fuimos solamente dos personas en un coche de casi 5 metros!

minimalismo
He viajado durante 8 horas con una bolsa enorme en mi cara y una maleta sobre mis piernas.

Y aquel viaje me cambió para siempre. Nunca más hemos cargado el coche de ese modo, al fin, hemos cambiado tanto que empezamos a viajar solo con una maleta de cabina incluso para los viajes largos.
Otras situaciones que nos han ayudo a cambiar el modo de pensar era que en los últimos años nos hemos mudado con bastante frecuencia. Desde entonces tratamos de acumular lo menos posible y ser cada vez más pragmáticos.

Ahora somos viajeros minimalistas y la sensación no tiene precio. Viajar con lo justo y lo necesario. Es un ejercicio que te acerca más a ti mismo, te permite ser como eres, a saber realmente lo que quieres, lo que necesitas y rechazar todo lo que te sobra. Es una liberación mental y un contacto profundo contigo mismo. No lo dudes y empieza a ser minimalista ahora mismo! 🙂

Gana Dinero en Airbnb y Booking

¿Tienes algún espacio libre de tu propiedad? ¿Tal vez una habitación, piso, estudio o casa? tener un alojamiento en AirBnb o Booking puede ser una oportunidad de negocio y ganar dinero, sobre todo si lo gestionas tú directamente, sin intermediarios. Si no lo puedes gestionar y tienes que delegarlo, ten en cuenta que tu beneficio se verá reducido. Los intermediarios (inmobiliarias, gestores, etc.) suelen cobrar un 30% sobre el precio de la reserva. Probablemente si tu alojamiento se encuentra en una zona con mucha demanda y ocupación, la opción de delegar tu propiedad en una agencia pueda interesarte ya que los rendimientos son bastante altos.

Si lo gestionas tu mismo, la actividad en Airbnb y Booking la puedes compaginar con tu actividad laboral. Ofrecer un alojamiento en Airbnb o Booking tiene muchas ventajas, no solo económicas. También podrás practicar idiomas, conocerás gente de otros países y tus huéspedes a veces te van a enriquecer al compartir experiencias. También hay otra ventaja, y es la de que puedes empezar con algo pequeño, simplemente con una habitación y si te funciona y te gusta, entonces puedes invertir más dinero y ampliar la actividad, tal vez comprando una propiedad con más habitaciones. Este puede ser un pequeño negocio con muy poco riesgo, ya que la actividad la estas explotando en tu propia casa. Si no te funciona, no perderás nada, simplemente puedes darte de baja.

Cómo y por qué comenzamos en Airbnb y Booking

Hace más de 10 años comenzamos a participar en CouchSurfing, si quieres saber de que se trata pincha aquí y te lo explicamos. La actividad de CouchSurfing no está remunerada, no obtienes un beneficio económico, pero consigues otro tipo de beneficios y aprendes y/o mejoras algunas habilidades como por ejemplo: habilidades sociales, conocer gente de otros países, culturas, aprender idiomas, puedes hacer de guía turístico y mostrar tu ciudad… toda esta actividad nos gustó y nos dimos cuenta de que participar en CouchSurfing y tener un alojamiento en Airbnb o Booking en casa era muy similar, pero con una gran diferencia: Puedes ganar dinero con Airbnb y Booking.

En el año 2010 nos marchamos de España y dejamos de participar en CouchSurfing cómo anfitriones. Fuera de España hemos trabajado en actividades muy relacionadas con el turismo, uno de ellos fue en un pequeño hotel familiar regentado por una pareja alemana. Ahí pudimos ver y sentir de cerca cómo era la actividad del alquiler de alojamiento vacacional.

En el año 2018 nos compramos un apartamento en Noruega y entonces pensamos que era la ocasión idónea para poner en marcha nuestro proyecto y probar cómo era realmente la actividad de explotar nuestro propio Airbnb y Booking.

gana dinero airbnb booking

Después llegaron unos meses muy duros en los que nos dedicamos a reformar y decorar nosotros mismos el apartamento. Compramos parqué, pintura, muebles, electrodomésticos y elementos decorativos. En las reformas básicamente lo que hicimos fue colocar parqué y pintar.

Después de varias semanas de duro trabajo, el resultado fue mucho mejor de lo que esperábamos. Entonces, ya estábamos preparados para embarcarnos en la aventura con Airbnb y Booking! 🙂

Airbnb Booking Noruega
Vistas al fiordo desde nuestro alojamiento – Airbnb y Booking

Nuestra experiencia con Airbnb y Booking

Después de casi un año con Airbnb y Booking podemos decir que el balance ha sido más que positivo. No podíamos imaginar el resultado que hemos conseguido. Han sido hasta 186 personas de 28 nacionalidades diferentes las que hemos hospedado. ¿Os imagináis tener en casa visitantes de tantos países diferentes? ¿y que os paguen dinero por ello?

Aquí debajo os dejamos todas las nacionalidades que nos han visitado, ordenados por volumen.

  • Rusia
  • Noruega
  • Alemania
  • Australia
  • Finlandia
  • Francia
  • Suecia
  • EEUU
  • Italia
  • China
  • Hong Kong
  • Dinamarca
  • Taiwán
  • Sudáfrica
  • Singapur
  • Japón
  • Inglaterra
  • India
  • España
  • Argentina
  • República Checa
  • Portugal
  • Países bajos
  • Cuba
  • Bulgaria
  • Bélgica
  • Austria
  • Corea del Sur

Está bien, después de todo hay que reconocer que no ha sido tan fácil. Detrás de todo esto hay mucho trabajo; horas de limpieza, escribir y recibir emails, llamadas de teléfono, coordinarte con los huéspedes para hacer el check-in y check-out, y en definitiva, mucho trabajo administrativo. Por ese motivo una agencia te cobrará entorno al 30% de tu facturación, a parte de las comisiones de Airbnb y Booking. Así que resumiendo un poco: si quieres ganar, te lo tienes que currar 😉 y además, no todo ha sido tan bonito, tampoco te vamos a mentir.

Lo mejor y lo peor que nos ha pasado con Airbnb y Booking

Lo mejor de todo no lo tengo muy claro ya que han sido muchísimas cosas. Eso dice mucho a favor de esta actividad, ahora bien, lo peor lo tengo clarísimo!

La mejor experiencia

Una de las mejores cosas que recuerdo ha sido la experiencia con un matrimonio mayor muy entrañable de Suecia. Llegaron tarde a casa y no pudieron comprar nada para comer. Entonces les ofrecimos algo que teníamos y al empezar a hablar nos dimos cuenta de que hablaban español. Nos explicaron que habían vivido en varios países de habla hispana por motivo laborales. Terminamos los 4 sentados y hablando un buen rato y explicándonos un montón de experiencias.

La peor experiencia

Seguramente muchos de vosotros ni habéis leído la mejor, y os habéis ido a la peor 🙂 os gusta el sensacionalismo, ¡¿eh?! jaja. Haciendo un resumen muy rápido ya que me llevaría demasiado tiempo explicar todo los detalles. La peor experiencia para nosotros con muchísima diferencia ha sido un episodio de violencia doméstica con unos huéspedes. Si, esa ha sido la peor, y ahí queda, no es agradable recordarla. Lo que si os puedo decir es que no pasó nada grave ni hubo sangre de por medio. La policía llego a nuestra casa y se llevó a la pareja, así que dentro de lo malo pues fue un final feliz.

¿Airbnb o Booking, cual es mejor?

Esta es una decisión sobre todo personal, aunque cada plataforma tiene sus pros y contras. Nosotros empezamos al principio con Airbnb ya que solo disponemos de un dormitorio de invitados en nuestro apartamento, y consideramos en aquel momento que Booking solo se orientaba a hostales u hoteles principalmente.

Después de llevar varias semanas en Airbnb y observar que teníamos muchos días sin ocupación, empezamos a investigar si en Booking se podía publicar un modelo como el nuestro, en el cual dispones de una habitación en un apartamento, compartiendo baño y cocina. Descubrimos que era posible, así que decidimos dar el salto a Booking y aumentar nuestra visibilidad. ¡El resultado fue espectacular! Nuestra ocupación aumentó hasta llegar casi al 100%.

Es fundamental tener en cuenta algo muy importante cuando trabajéis con más de una plataforma o canal de reservas. Es de vital importancia tener siempre sincronizados los calendarios, para evitar el overbooking. Sobre todo si solo dispones de una habitación! como es nuestro caso. De lo contrario, si os llegan dos reservas para el mismo día, tendréis que gestionarlo de algún modo.

En una situación como esa, si tienes que cancelar una reserva, tanto Airbnb como Booking actúan de un modo diferente. Por ejemplo, Airbnb mostrará públicamente en tú perfil que cancelaste la reserva, y eso no queda nada bien cuando tus clientes potenciales lo lean. En el caso de Booking no lo hacen público y es más anónimo en ese sentido. Esa es quizás una de las mayores ventajas que veo de Booking frente a Airbnb, pero de las ventajas y desventajas hablaremos más abajo.

Ventajas de Airbnb

  • Con Airbnb tu alojamiento tendrá una ubicación más anónima y no se publicará directamente en Internet. Esta plataforma ofrece la posibilidad de marcar la zona en el mapa donde se ubica el alojamiento, pero no te obliga a publicar la dirección exacta. Una vez te comunicas con el huésped, entonces acordáis todos los detalles y envías la información para llegar al alojamiento. Nosotros diseñamos un vídeo en el cual, de una forma muy didáctica los huéspedes podían saber cómo encontrar la llave y hacer un «tour virtual» a modo de recepcionista. Muy útil, sobre todo cuando no puedas estar físicamente y atender personalmente al huésped. Pero de eso os hablaré más abajo; cómo lo hemos gestionado cuando no estamos en casa.
  • Airbnb cobra menos comisiones que Booking. La comisión de Airbnb varía entre un 6 y un 12%, frente a un 15% de comisión que te cobrará Booking. Por lo tanto, con Airbnb ganarás más dinero por cada reserva. Pero esto no quiere decir necesariamente que ganarás más dinero con Airbnb que con Booking, eso lo tienes que valorar tú. A nosotros Booking nos traía más huéspedes, por lo tanto, aunque pagáramos más comisiones, el balance final era más positivo. Tal vez depende de la zona donde te orientes, nosotros hablamos por nuestra experiencia y explotando nuestro alojamiento en el norte de Noruega.
  • Airbnb paga después de cada reserva. Esto es una ventaja para la gente que quiera o necesite cobrar con más frecuencia, y no quiera esperar 1 semana o 1 mes para recibir el ingreso. Por ejemplo, Booking te pagará 1 vez a la semana o 1 vez al mes, depende cómo se lo indiques a la plataforma. Tal vez no quieres o puedes esperar tanto tiempo para cobrar, en ese caso Airbnb se adaptará mejor a ti.
  • Con Airbnb puedes filtrar y/o elegir más o menos el tipo de huésped que desea alojarse. Airbnb obliga a crear un perfil antes de realizar una reserva y además los perfiles de los huéspedes también reciben valoraciones (esto es algo que con Booking no se puede). De este modo, tienes la opción de evaluar al huésped previamente, antes antes de aceptar o no. Podrás leer las valoraciones de otros anfitriones antes de aceptar la reserva. Esto es algo que no existe con Booking y que es una de las mayores garantías que puedes tener para el anfitrión; si un huésped ha tenido un comportamiento impropio, entonces el alojamiento puede valorar al huésped, no solo al alojamiento, y así ayudar a otros anfitriones.
  • Te pueden premiar con la distinción de superhost y entonces mostrarán tu perfil con esta marca: Superhost Airbnb para conseguirla tienes que alcanzar varios objetivos. Una vez consigas la distinción, esto generará más confianza entre los huéspedes que busquen un alojamiento en tu zona. Las condiciones para ser Superhost son las siguientes.
  • Haber completado 10 estancias o 3 reservas que sumen al menos 100 noches en total.
  • Mantener un ratio de respuesta del 90 % o más.
  • Haber mantenido una ratio de cancelación del 1 % o inferior (1 cancelación por cada 100 reservas), salvo en el caso de las cancelaciones de fuerza mayor cubiertas por Airbnb.
  • Mantener una valoración general de 4,8 (esta valoración se calcula sobre los últimos 365 días de evaluaciones, tomando como referencia la fecha en que los huéspedes dejaron su evaluación, no la fecha en que finalizaron su estancia).

Ventajas de Booking

  • Tendrás mucha más visibilidad. El perfil de tu alojamiento lo verá mucha más gente, ten en cuenta que mucha gente busca directamente en booking o inclusive escribe directamente Booking en Google. Esta visibilidad hará que se traduzca en más reservas. En nuestro caso, Booking nos traía hasta un 80% de las reservas. Por ese motivo, aunque Booking cobra más comisiones que Airbnb, el beneficio final es mayor.
  • Booking no te penaliza públicamente por cancelar reservas. Es decir, si te ves obligado a cancelar una reserva, no lo mostrarán públicamente en la web, a diferencia de Airbnb. Este es un punto muy positivo, ya que no siempre podremos atender a una reserva y cancelar no debería estar penalizado en algunos casos. Aunque entendemos también que cancelar fácilmente, por parte del anfitrión puede dar lugar a especulaciones, y retirarte una reserva cuando al alojamiento no le interesa.
  • Panel de administración más profesional. La intranet de Booking está mucho más desarrollada. Tiene un enfoque mucho más profesional y adaptada para trabajar con un gran volumen de reservas. Eso es una ventaja que puedes aprovechar aunque tengas un alojamiento pequeño o cómo nuestro caso, una sola habitación. Dispones de muchas opciones que harán la gestión más fácil, como por ejemplo: configurar respuestas automáticas o personalizar tu perfil con infinidad de opciones.

Balance final

El balance final es sin duda muy positivo. La experiencia que alcanzas te permiten tener una visión mucho más amplia y forjar una base para emprender un negocio futuro con un alojamiento más grande. Siempre y cuando el modelo de negocio te guste, pero todo eso ya lo irás viendo en tu pequeño Airbnb y Booking. Nosotros ahora mismo hay algo que tenemos muy claro y que lo aplicaremos en un futuro si tenemos otro alojamiento; no queremos desarrollar la actividad en el mismo espacio donde vivimos! 🙂 es decir, pensamos que es fundamental que tanto el anfitrión como el huésped tengan su propia intimidad, y no tener que compartir espacios comunes como el baño o la cocina.

Si tenéis un alojamiento en Airbnb y Booking, después de muchas reservas, con el tiempo empezareis a olvidar algunos de vuestros huéspedes, pero tal vez nunca olvidéis a los primeros. Esa primera reserva que llega después de publicar vuestro alojamiento genera mucha emoción. Nosotros todavía recordamos la primera reserva de nuestro alojamiento; Mary y Chee, una entrañable pareja de Australia con la cual todavía mantenemos el contacto y, tal vez en un futuro nos volvamos a ver.

Después de ellos han llegado más huéspedes como Ella (así era su nombre), una joven aventurera de San Petersburgo muy espabilada e inteligente, de nacionalidad rusa y sueca. Ella se alojó con nosotros un total de 11 días. Tuvimos largas conversaciones muy amenas y divertidas, comparando el choque cultural entre la mentalidad eslava y escandinava 🙂

Nuestra puntuación en Booking y Airbnb

Tanto en Booking como en Airbnb hemos alcanzado muy buenas evaluaciones. Esto es simplemente el fruto del trabajo duro y enfocarse en la atención al huésped. Si os enfocáis en cómo mejorar vuestro alojamiento, los buenos resultados llegarán. Si tenéis alguna duda al respecto, o bien os gustaría empezar con este tipo de negocio os podéis poner en contacto con nosotros y os ayudaremos en todo lo que podamos.

¿La libertad que esclaviza o la esclavitud que libera?

Tal vez mucha gente se sienta [email protected] con esto: Llegas a casa después de trabajar y estar fuera 12 horas. Tienes un hogar cómodo y decorado a tu gusto; muebles funcionales, electrodomésticos modernos, accesorios que te hacen la vida más cómoda, etc. En el trabajo tienes una buena posición, o tal vez no, pero necesitas el dinero. Pasas el fin de semana con tu familia o amigos en la segunda residencia de la playa o la montaña, tienes 1 mes de vacaciones pagadas, las cuales intentas dosificar durante todo el año para exprimirlas al máximo, y así tratar de engañar al tiempo, pensando que disfrutas de mucha libertad. Cuando llegan las ansiadas vacaciones las planificas como si de un guion de teatro se tratara:

  • Día 1: ir al punto «A» y a tal hora
  • Día 2: desplazarse al punto «B»
  • Día 3: más actividades
  • Día 4: te sorprendes por que ya pasaron 4 días! 😨
  • Día 5: necesitas descansar, pero no puedes, el tiempo no espera y las actividades son muchas
  • Día 6, 7, 8…
  • Día 14: regresar a casa para volver al trabajo
  • Día 15: trabajas con síndrome post-vacacional

Necesitas dinero para financiar tu estilo de vida, pero te limitas a seguir la corriente social que te rodea y te consuelas pensando que un día tendrás una pensión, dinero y tiempo…tiempo, pensamos que tenemos mucho cuando somos pequeños, y a medida que crecemos notamos como cada vez sentimos que el tiempo avanza más rápido.

El precio del tiempo

El tiempo tiene mucho valor y no podemos comprarlo, pero lo vendemos incluso sin saber cuánto nos queda. Queremos mantenernos en el circuito social, tener un estatus, y pensamos que de ese modo no nos vamos a sentir rechazados. Para ello entregamos lo más valioso que tenemos; el tiempo. Tu libertad. Vives en un circuito cerrado de donde no hay otra salida porque ya no sabes vivir con menos de lo que ganas, ya no sabes conformarte con lo esencial y lo fundamental. Pasas horas en el trabajo, o cambias de puesto para aumentar tus ingresos, o bien tienes dos trabajos y así comprar más cosas que deseas pero no las necesitas; más ropa de marca, móvil más moderno, coche nuevo, casa más grande, otra casa…y pagar todo esto te cuesta tu tiempo.

La palabra mágica son: vacaciones. La palabra viene del latín vacation-que significa libre de algo.

La mayoría de la gente tiene vacaciones o “está libre” un par de veces al año. Necesitan estar libre de la vida que viven, porque no se sienten felices. Y durante este tiempo de vacaciones gastan mucho dinero porque sienten que pueden disfrutar más el poco tiempo que tienen. El concepto de la libertad se reduce a unos pocos días al año, con las esperanzas puestas en la tan ansiada fecha de jubilación, y aplazamos nuestra libertad, sin reflexionar si vivimos en una esclavitud que libera, o en una libertad que esclaviza.

Translate »