Tag - Submarinismo Costa Brava

La Costa Brava me enseñó a ser más brava

Viviendo en la preciosa Costa Brava he aprendido a ser más brava. Sobre todo cuando se acerca mi cumpleaños… En mi primer año viviendo en la Costa Brava me han llevado a saltar en paracaídas sin avisarme previamente ya que era un regalo de cumpleaños. ¿Qué será al año siguiente? – me pregunté 🙂

Hoy es un soleado día de agosto y es mi cumpleaños. Mi marido me ha llevado hasta Santa Margarita, al lado de Roses, en la Costa Brava. Dice que vamos a comer en un sitio precioso pero me huelo algo más. Mi marido tiene cara de ángel, pero solamente yo sé que es capaz de hacer 🙂 .

Recorremos el paseo marítimo hasta llegar a un centro de submarinismo. Entonces Pablo se mete dentro del local y como lo conozco, puede tardar mucho tiempo en salir. Yo prefiero distraerme haciendo las cosas típicas de los guiris. Me meto en la tienda de souvenirs de al lado y estoy eligiendo entre las miles de postales y probando gafas del sol. Compro 5 postales y 2 gafas de sol, porque me quedan muy bien 🙂 . Con las gafas casi no veo porque son de muy mala calidad. Sin embargo, puedo ver que Pablo ha salido del local y se acerca a mí junto con otro hombre. Me felicitan por mi cumpleaños y dicen que tienen un regalo para mí.

Centro de submarinismo Poseidon Roses

A partir de ese momento sufrí una especie de amnesia. Recuerdo viajar en un barco, embutida en un traje de neopreno y empiezan a darme instrucciones sobre lo que tengo que hacer. Creo que ese fue el curso de español intensivo más productivo de mi vida. Os recomiendo que intentéis aprender otro idioma con la presión de que entender o no entender es cuestión de vida o muerte. Creo que nunca podré olvidar todas las palabras técnicas relacionadas con mi equipo de buceo. Después de ese «briefing» me sentía incluso capaz de trabajar en una tienda de submarinismo como vendedora! 🙂

A punto de sumergirme

Me explican algo como que cuando me entra agua dentro de las gafas, pues tengo que soplar fuerte o algo a sí. Pero he dejado de escuchar porque imagino el agua entrando en mi nariz. Muero ahí en las profundidades del mar Mediterráneo?
Ya estoy en el agua, disfrutando del regalo y mirando las estrellas de mar que me está enseñando mi instructor. El agua me está entrando en las gafas y son momentos de pánico, pero pánico controlado. Estamos en la fase de la relación en la que quiero impresionar a mi pareja y enseñar que yo puedo con todo eso.

Me doy cuenta de que mis cumpleaños en la Costa Brava van a estar siempre acompañados de adrenalina 🙂

Escribe aquí abajo tu email y te avisaré cuando publique más aventuras!

 

Loading
Translate »