Curtidurias Fez Marruecos

Esta es la 7ª y última parte de nuestra «Aventura en Marruecos con Mochila«. Nos encontramos en la ciudad de Fez. Esta ciudad está considerada el centro religioso y cultural de Marruecos. Tiene algo más de 1.1 millones de habitantes y es la tercera ciudad más poblada de Marruecos, después de Casablanca y Rabat. El aeropuerto de Fez y las numerosas conexiones aéreas han impulsado el turismo de la ciudad.

Para llegar hasta Fez hemos optado por tomar un tren desde Marrakech pasando por Casablanca. Nos gustaría visitar también la ciudad de Casablanca, pero el tren solo hace una parada corta para que bajen y suban pasajeros. Si viajáramos con autocaravana entonces sería diferente y nos podríamos parar en cualquier lugar 🙂 .

Aunque está lloviendo todo el tiempo en Fez, estamos disfrutando mucho de esta ciudad. Fez es la última ciudad y destino que vamos a visitar en Marruecos. Desde el aeropuerto de Fez tomaremos un avión que nos llevará de nuevo a Europa, a la ciudad de Milán, en Italia.

Llevamos 3 semanas en Marruecos y este viaje nos está marcado para siempre. La intención al proyectar este viaje era poner en práctica nuestra filosofía y forma de viajar con poco dinero, y pensamos que una de las formas de viajar más baratas es con mochila. Antes de marcharnos de Marruecos para regresar a Europa, teníamos todavía ganas de aventura, por eso hemos decidido llegar lo antes posible a la ciudad de Fez, desde donde tomaremos el vuelo de regreso a casa.

Fez Marruecos
Vista de la ciudad de Fez

Nuestra experiencia en la ciudad de Fez

Queremos vivir nuestro viaje en Marruecos al máximo y para nosotros eso es sinónimo de llevar el presupuesto a situaciones límite…Nada de cenas de lujo o bailes como el de las mil y una noches 🙂 . Hemos llegado a Fez y no tenemos reserva en ningún alojamiento, así que nos toca buscar uno, y claro, tiene que ser lo más barato posible. Hemos apostado los dos para ver quien es capaz de encontrar el alojamiento más barato de Fez, además, con la condición de que esté ubicado en el centro de la ciudad vieja, cerca de la medina.

Nada más salir del tren, muchos taxis nos ofrecen sus servicios, pero decidimos caminar. Ya sabemos que lo más probable es que nos quieran vender alguna excursión o ir a visitar algún primo con un «museo» de alfombras 🙂 . Seguimos nuestro camino y vamos a nuestro aire. Preguntamos en un alojamiento y nos dicen que cuesta 25 euros por noche y habitación. Queremos encontrar algo más barato…Finalmente hemos conseguido encontrar un alojamiento por 10 euros. Sabemos que la relación calidad-precio será mucho más baja, pero solo nos importa ahorrar dinero.

El edificio por fuera es bonito y bien conservado. Pagamos en la pequeña «recepción» – un espacio reducido donde el recepcionista apenas podía moverse. Todavía no sabemos lo que nos vamos a encontrar y en qué condiciones estará la habitación, ya que solo nos importa el precio. Pero pensamos que como mínimo tendrá un techo, una cama y un baño compartido.

Los espacios comunes están bien decorados, con bonitos cuadros y mapas de Marruecos en las paredes. La primera impresión al ver la habitación es buena. Hay que ser realista y aceptar que por 10 euros no se puede esperar mucho más que un colchón. Incluso la cama es un lujo por 10 euros 🙂 .¡Pero que sorpresa! no solamente tenemos una cama, también tenemos algunas mantas! Por el aspecto de las mismas se nota que no las habían lavado durante mucho tiempo… No queremos arriesgarnos y decidimos dormir con nuestra ropa; chaqueta tipo cortaviento y la capucha puesta. Pensamos que si hay algunas chinches en la cama, nuestra chaqueta es suficientemente resistente para que no nos ataquen 🙂 .

Hemos descubierto que esta habitación no tiene enchufes. Nuestros teléfonos y otros aparatos electrónicos tenemos que apagar para ahorrar energía. El aislamiento de las habitaciones es prácticamente inexistente, además entre nuestra puerta y el suelo hay una apertura de 4 centímetros… No importa. El aire fresco nunca sobra! 🙂 Nos despertamos antes de las 5 de la madrugada porque en la mezquita empiezan a llamar para rezar. Fui a los baños comunes y cuando salí de la habitación, en el patio he encontrado algunas personas rezando. Para mi ha sido una experiencia bastante auténtica, era como vivir en una casa particular de Fez.

Por la mañana fuimos a pasear y descubrir la ciudad. Todo el día lo hemos dedicado a pasarlo en la medina, mercados, explorando las medersas. Tenemos dos días para explorar la ciudad de Fez. El tiempo suficiente para visitar lo lugares más destacados de la ciudad. Aunque ya llevamos casi 3 semanas en Marruecos, parece que todavía no hemos aprendido a defendernos suficientemente de los «cazadores turísticos» (guías que persiguen a los turistas). Esta vez nos han encontrado relajados y empezaron el monólogo amistoso. Decidimos marcharnos a otro lugar pero el guía empezó a caminar con nosotros y a seguirnos hasta que empezamos a sentirnos incómodos. Nos pedía dinero de una forma insistente, hasta que decidimos salir corriendo literalmente.

¿Qué podéis ver en Fez?

Nosotros hemos recorrido toda la ciudad andando y no hemos necesitado utilizar ningún tipo de transporte. Los lugares más destacados están cerca del centro y muy accesibles.

Plaza El Saffarine

Esta es una pequeña plaza triangular situada en el centro de la medina donde se puede encontrar uno de los oficios más antiguos de Fez, el de los artesanos caldereros. Realmente toda esta zona está rodeada de zocos con artesanos, como el de los tintoreros y los curtidores.

Curtidores

Una de las imágenes más típicas y buscadas de Fez es el de sus curtidores. Situados en la zona este de la medina, generalmente se pueden observar desde una terraza elevada, a la que se accede a través de la tienda – almacén de la propia fábrica (para lo cual, prepárate para recibir varias propuestas de compra de piezas de piel). La vista a los curtidores es de las más espectaculares de la ciudad, debido a la combinación de colores de los líquidos que contienen los tanques circulares donde se realiza el tratamiento de las pieles. El olor es bastante desagradable. La visita a los curtidores de piel es una visita obligada si estás en la ciudad de Fez.

Curtidurias piel Fez Marruecos
Curtidurías de piel en Fez

El Palacio Real de Fez, Dar al-Makhzen

El Palacio Real de Fez, Dar al-Makhzen. Es uno de los más grandes e importantes de Marruecos. Fue construido en el siglo XIV fuera de la vieja medina y este hizo que se comenzase a formar una nueva medina (Fez el-Jedid) para responder a las necesidades del palacio. Sobre el palacio real de Fez, solo se puede ver su puerta de entrada (y, dependiendo del momento, a una mayor o menor distancia), con sus colores verde y azul combinados con el bronce.

Plaza R’cif

Está situada en la parte más baja de Fez, justo al lado del río que atraviesa la ciudad y de la puerta Bab Sid L’Aouad. Esta plaza supone un punto de respiro después de haber recorrido el denso entramado de callejuelas de la plaza vieja. En este lugar se pueden encontrar varios puestos callejeros y mucha animación de niños jugando y lugareños acudiendo a sus que haceres.

Madrasa Al Attarine

Esta madrasa (lugar de estudios coránicos) fue una de las principales de la ciudad. Construida en el año 1325, se sitúa en la zona del bazar de las especias. Es de las madrasas mejor conservadas de Marruecos.

Madrasa Bou Inania

Una de las madrasas más importantes de Fez, construida en el siglo XIV. Actualmente continúa utilizándose y permite la entrada a los no musulmanes entre las 9 am y las 6 pm por un precio de 10 dirham. Se encuentra situada cerca de la Puerta Azul. Visitamos la madrasa Bou Inania que es una escuela coránica de estudios superiores. Es una de las escuelas mejor conservadas de la medina de Fez. La madrasa Bou Inania fue inaugurada en el año 1350 y es una de las escuelas coránicas de estudios superiores que a su vez ejercían como residencias.

La Medina

Nuestra estancia se ha convertido en una experiencia turística única. Si tienes curiosidad en conocer Marruecos, no lo dudes; encontrarás gente muy hospitalaria, buenos servicios para turistas y un gran legado cultural. Es un país seguro y abierto a los turistas. Nosotros estamos seguros de que volveremos a visitar Marruecos, pero la próxima vez lo haremos con nuestra autocaravana Cappuccino 🙂

Déjanos un comentario! :-)

Tu email no será publicado

Translate »