Viajar a la Isla de La Gomera ha sido una de esas experiencias que surgen por pura casualidad, sin planearlo demasiado y además, la razón principal que nos llevó hasta la isla no ha sido para hacer turismo ni descansar. Pero una vez en la isla, hemos descubierto un paraíso del que nos ha resultado muy difícil marchar. Tal vez, el impacto que causa un lugar es algo muy subjetivo y depende en gran medida de las circunstancias de cada uno, y las nuestras, fueron las que favorecieron que la isla de La Gomera se convirtiera en un destino que estará siempre en nuestro corazón y al que estamos seguros que regresaremos un día.

Llevábamos varios años viviendo en el norte de Noruega, en el ártico para ser más concretos, donde el sol desaparece durante dos meses al año y donde llegas a pensar que el invierno nunca se termina. El frío, la nieve, el hielo y la oscuridad se apodera del entorno. Viajar a la Gomera ha causado un impacto que nos dejó marcados.

La Gomera es uno de los mejores destinos en Europa, si buscas sol, playa y montañas, especialmente durante los meses de invierno. La isla carece una gran masificación turística, lo cual para nosotros la hace todavía más atractiva y autentica. En esta isla no encontrarás una gran actividad de ocio nocturno, o extensas playas como en otras islas de Canarias, de modo que es un motivo más si te gustan las playas tranquilas.

Antes de llegar a La Gomera no hemos buscado demasiada información sobre el destino ya que queríamos sorprendernos y además porque habíamos planeado estar un mes allí y por eso, íbamos a tener mucho tiempo para explorar la isla.

La Gomera no nos decepcionó. Tanto por su naturaleza virgen como por su historia. La isla fue el último lugar que Cristóbal Colón pisó antes de llegar a América en su primer viaje.

Lo que no te puedes perder en la Gomera

  1. Oír el silbo gomero. Es un lenguaje en el cual únicamente se utiliza el silbido para comunicarse. Está inscrito en la lista de la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad
  2. Parque de Garajonay
  3. San Sebastián de La Gomera – es la capital y la ciudad más grande de la isla
  4. El municipio de Agulo
  5. La encantadora localidad de Hermigua
  6. Vallehermoso
  7. Valle Gran Rey
  8. Ver la puesta de sol en la Playa del inglés
  9. Bosque del Cedro

¿Cómo llegar hasta La Gomera?

La vía más directa es llegar primero a la isla de Tenerife y desde ahí tomar un ferry o un avión. En Tenerife hay dos aeropuertos:

  • Aeropuerto de Tenerife Norte, antiguamente aeropuerto de Los Rodeos
  • Aeropuerto de Tenerife Sur o Aeropuerto Reina Sofia

Si llegas al aeropuerto del norte, la opción más sencilla es tomar un vuelo entre las islas de Tenerife y La Gomera con la compañía Binter Canarias y si llegas al aeropuerto del sur la mejor opción es tomar un ferry con las compañías Fred Olsen o Armas.

Nosotros hemos llegado en un vuelo desde Barcelona hasta el aeropuerto de Tenerife Norte y, desde allí hemos tomado un pequeño avión de la compañía Binter Canarias, en el cual había menos pasajeros que en un minibus! En el vuelo hemos sufrido algunas turbulencias, y esa experiencia me convenció para no querer volver a Tenerife volando, así que para regresar desde La Gomera hasta Tenerife hemos tomado un ferry de la compañía Fred Olsen.

Una vez en la Gomera, hemos tomado un minibús donde reinaba un ambiente animado, con música a gran volumen, así que me relajé y me recuperé de mi traumático vuelo en el mini avión y comiendo 2 chocolatinas, gentileza de Binter.

Los paisajes que veíamos desde la ventana del bus eran increíbles, y al observarlos, uno puede pensar que el nombre de la Gomera viene por sus formas volcánicas, porque parece de goma, o porque aquí hay árboles del caucho que dan goma, pero no es así. El nombre de la Gomera viene de sus primeros habitantes de la tribu llamada: Gomer, que llegaron desde el Atlas africano.

http://etimologias.dechile.net/?La-Gomera

Al llegar a La Gomera nos dirigimos al Valle Gran Rey donde nuestros amigos nos estaban esperando y hemos cenado algo en su restaurante llamado Tuyo. Nos explicaron algunas cosas sobre la isla, entre ellas donde es más seguro bañarse y evitar las fuertes corrientes. Pero nos olvidaron decir que a veces en ese lugar el océano se pone un poco bravo y por las noches vomita rocas grandes a la playa. Al día siguiente quizás no es el mejor momento para nadar en esa playa y las evidencias de esto se ha quedado marcado en mis piernas ensangrentadas, así que hemos vivido un auténtico bautizo guiri en La Gomera. Hemos ganado respeto al océano. Después del doloroso bautizo en una tienda hemos encontrado una buena medicina y el remedio de la celebración, el licor de plátano de Arehucas, que no faltó en ninguna fiesta durante nuestra estancia.

Torre del Conde – San Sebastián de La Gomera
Playa del Inglés – Valle Gran Rey
Playa del Inglés – Valle Gran Rey
Hermigua
Vallehermoso
Valle Gran Rey
Playa Valle Gran Rey
Puesta de Sol
San Sebastián de La Gomera
Parque nacional de Garajonay
Agulo

Déjanos un comentario! :-)

Tu email no será publicado

Translate »