Los Mundo familia viajera

Los Mundo son una familia numerosa española dando la vuelta al mundo en un camión 4×4. Rompen los prejuicios de que viajar en familia es imposible. Prefieren pasar el tiempo con sus hijos y estar más presentes en su educación en lugar de mimarlos y substituir su presencia por objetos materiales.

Los Mundo Familia viajera
  1. Por favor, presentaos y dadnos algunos datos sobre vosotros.

Los Mundo somos una familia de 5 y una productora audiovisual rodante. Vivimos viajando en nuestro camión 4×4 desde hace dos años y nuestra idea es dar la vuelta al mundo en 6. Contamos nuestras experiencias en el canal de YouTube Los Mundo, donde participamos toda la familia.

El peque del camión es Erik (3 años), que salió con año y medio de España y prácticamente no conoce otra vida. Dhara es la mediana, de 6 años, su sonrisa nos hace olvidar los malos rollos. Tao, con 8 años, es un máquina social y una esponja absorbiendo todos los conocimientos del viaje. Los que intentamos poner orden en este lío somos Marta y Dani.

Mi pasado profesional viene del mundo de la publicidad. He trabajado en varias agencias de publicidad y he sido propietaria de una tienda de juguetes de madera. Me apasionan las personas, así, en general. Encuentro historias fascinantes en la vida de cualquier individuo y disfruto conversando.

Dani es un trotamundos, buscavidas y emprendedor. Se ha pasado la vida trabajando de casi cualquier cosa para ahorrar y viajar. Tiene una capacidad de aprendizaje admirable y cuando se propone algo, trabaja duro para conseguirlo. Los últimos años levantó una empresa en Madrid que nos ha traído hasta aquí. Ahora está inmerso en el proyecto audiovisual de Youtube y de un futuro documental. Dani es creativo, optimista, paciente y aventurero.

Los Mundo familia viajera
  1. Cómo surgió la idea de viajar por todo el mundo durante 6 años en un camión 4×4.

Dani y yo habíamos sido grandes viajeros en solitario y nuestra relación se forjó en un gran viaje, pero con la llegada de los niños nos fuimos asentando para darles un hogar. Los tres llegaron muy seguidos y la estabilidad nos vino bien. Con el tiempo nos dimos cuenta de que los niños crecían demasiado deprisa, que nuestra rutina, la suya también, nos estaba privando de disfrutar al máximo como familia.

Yo había dejado aparcada mi carrera como publicista para criar a nuestros hijos pequeños. Y Dani había montado una empresa que nos permitía vivir sin sobresaltos. Pero hace unos años, Dani descubrió que realizar documentales era su gran pasión. Así que de la noche a la mañana me propuso vender la empresa para emprender un proyecto documental juntos. Asentí y aquí estamos. No voy a negar que al principio me pareció una locura pero procuro que los miedos no formen parte de mis decisiones.

Este viaje es nuestro proyecto de vida, en él educamos a nuestros hijos, crecemos como personas y buscamos que sea una forma de expresar nuestras inquietudes sobre el mundo.

  1. Cuánto tiempo os ha llevado preparar vuestro proyecto de viaje?

Desde que lo decidimos hasta que cogimos el avión rumbo a Buenos Aires pasaron unos 9 meses. Lo más difícil fue cerrar nuestra vida en Madrid. Vender la empresa, vender nuestras pertenencias, anular recibos, despedirnos del colegio, de los amigos y la familia. Lo único que hicimos para preparar el viaje fue comprar el camión y embarcarlo rumbo a Montevideo un mes antes de volar nosotros a Buenos Aires. No teníamos ni la ruta clara, la fuimos definiendo sobre la marcha, aunque siempre teniendo en mente hacer dos años América, dos Asia y dos África.

Como ya habíamos viajado mucho antes, sabíamos que lo mejor es dejarse llevar y no planificar demasiado. La ruta te va indicando el camino y todo es más fácil de lo que parece una vez estás en marcha. En casa siempre tenemos muchos miedos y preguntas que se van resolviendo nada más poner el pie en el avión.

  1. Cómo reaccionó vuestro entorno cercano. Habéis recibido el apoyo de ellos?

A los amigos no les extrañó viniendo de nosotros. Más raro se les hacía tenernos en Madrid los últimos 5 años. Para los abuelos ha sido más difícil, dejar de ver a los nietos no es plato de buen gusto. Por suerte tienen tiempo y salud y pudieron venir a vernos. Mis padres nos visitaron en Perú y los de Dani en Ecuador, pero ahora la pandemia nos va a separar por más tiempo.

Mis padres no nos apoyaron en un primer momento, pero siempre terminan ayudándonos. Y aunque les de mucha pena no ver a sus nietos, se conforman con verles felices. Los padres de Dani siempre nos han apoyado en este tipo de decisiones.

  1. Mucha gente no cree que se pueda viajar en familia como vosotros. ¿Qué le diríais a las personas que piensan que no se puede viajar en un vehículo vivienda por el mundo y con familia?

Todo lo que quieras en la vida, lo puedes hacer, y los niños no son un impedimento. Cuando decidimos hacer este viaje, lo hicimos por ellos, para estar juntos y darles una infancia más libre y llena de experiencias. No se me ocurre nada más bonito que caminar por el mundo de la mano de tus hijos.

La vida cambia cuando tienes hijos, si. Los viajes también. Nosotros no viajamos de la forma que lo hacíamos antes, corriendo riesgos o visitando lugares extremos… Pero aunque el viaje sea distinto, la esencia del viaje sigue siendo la misma. A nosotros viajar con niños nos ha regalado la llave de un montón de corazones que sin ellos no hubiéramos ni conocido. Nos han invitado a convivir numerosas familias abriéndonos las puertas de sus casas. Viajar con niños te permite entrar a formar parte de la cultura y la sociedad donde estás. En alguna ocasión los niños han ido al colegio y hemos hecho vida en la comunidad local como uno más.

Eso si, las comodidades que tienes en una casa y las de un vehículo no son las mismas. Los niños han aprendido a llevar pocos juguetes y a pasarse la mayoría del tiempo al exterior. No todo es de color de rosa, hay momentos muy intensos causados por la convivencia 24/7. Pero si esta es la vida que deseas, merece la pena.

  1. Vuestro vehículo vivienda ya estaba camperizado cuando lo comprasteis. ¿Se adapta bien a vuestras necesidades? ¿O bien os gustaría hacer algún cambio?

Cuando estás inmerso en la búsqueda de tu vehículo para un gran viaje entran en juego un montón de opciones: seguridad, confort, consumo, precio… en definitiva, lo práctico que va a ser ese vehículo para abordar la siguiente etapa. Nuestro vehículo no cumplía con ninguna de las expectativas, pero cada vez que Dani volvía a mirar las fotos de Milanuncios, el camión le hacía soñar con las aventuras más remotas que el planeta podía ofrecernos. ¡El camión es así! Tosco, caro, tragón y ruidoso y ni siquiera cubría las necesidades mínimas, pues tenía cama para 2 y somos 5. Pero la Ley de la atracción es la que es y no da respuestas a la mente racional. Hubo que cortar maderas, hierros y plásticos y prepararlo mínimamente para el largo proyecto que nos espera.

Empezamos el viaje con un camión con problemas mecánicos, wc estropeado, ruedas de repuesto pinchadas y mucha falta de espacio para poder tener un mínimo de organización. Tenemos un listado de cambios y mejoras que hemos ido resolviendo en vivo y en directo. Lo único que decidimos dejar en su sitio fue el volante, las ruedas y su nombre.

Dani no ve el momento de llegar a México para cambiarlo todo por dentro.

  1. Hasta el momento, vuestro gran viaje está cumpliendo las expectativas? O incluso las está superando?

La verdad es que ya no me acuerdo de cuáles eran las expectativas, lo único que sé es que somos inmensamente felices y no lo cambiaría por nada. Es cierto que a nivel económico nos está costando más de lo que pensábamos, pero poco a poco lo estamos consiguiendo y esto también es una gran satisfacción.

Al principio del viaje todo fue un poco caótico. Pasar de una casa de 80 metros cuadrados, a una de 8, no fue tarea fácil. Los niños estaban exaltados al máximo y los padres no sabíamos cómo poner orden en todo ese lío que habíamos montado. Pero las semanas fueron pasando y las cosas se fueron colocando poco a poco en su lugar. Ahora llevamos 2 años y estos 8 metros cuadrados son nuestro hogar, el colegio de los niños y nuestra oficina. Eso si, tenemos el patio más grande y hermosos que puedas imaginar.

  1. La crisis provocada por el coronavirus ha alterado los planes a mucha gente, a vosotros particularmente, ¿os hizo cambiar vuestros planes y de qué modo?

Bueno, nosotros íbamos a pasar unos dos meses en Costa Rica y actualmente llevamos 10. El covid ha alterado nuestros tiempos pero no el viaje. Por suerte hemos quedado felizmente atrapados en Costa Rica, un país donde las restricciones de movilidad fueron fuertes en un primer momento, pero después ya no. Un país que nos ha acogido con los brazos abiertos y nos ha cuidado y mostrado su hospitalidad en estado puro. Además es un país con Naturaleza exuberante y desbordante, con playas preciosas, volcanes, ríos de agua celeste y selva tropical. Nos sentimos muy agradecidos de estar aquí.

Lo que peor llevamos es la incertidumbre de no saber lo que va a pasar con las fronteras. Cuándo abrirán finalmente, con qué restricciones, etc… Todavía tenemos muchos países por delante y las fronteras terrestres son las que mayor restricciones están teniendo. Ahora mismo podríamos llegar hasta México pero todos los países Centroamericanos piden la prueba del PCR. Somos 5 y cada prueba son 100€. Y lo peor será cuando llegue la vacuna y la pongan como requisito obligatorio. Estas medidas pueden hacernos cambiar de rumbo radicalmente.

  1. Para vosotros, cuáles son las mejores ventajas como familia viajando y viviendo de este modo?

Para nosotros, la principal ventaja es pasar la infancia de nuestros hijos junto a ellos. Es un privilegio poder vivir todas las experiencias que nos ofrece el viaje en familia. Además, este estilo de vida nos llena de aprendizajes, como el saber vivir con poco, valorar lo verdaderamente importante, estar en contacto con la Naturaleza, convivir con otras culturas, perder el miedo a lo desconocido, agudizar tus sentidos… los beneficios son innumerables.

Pero además para nosotros es la mejor educación que podemos ofrecerle a nuestros hijos. Lo que están aprendiendo en el viaje no tiene comparación.

  1. Cuáles son vuestros planes de futuro a medio y corto plazo.

A medio y corto plazo queremos llegar a Mexico para que Dani haga la camperización que lleva pensando desde hace meses. Si quitan el PCR en los países de Centroamérica, podremos visitarlos. Si no lo hacen tendremos que cruzarlos en 3 días para llegar a Guatemala utilizando la misma prueba en Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala. De momento vamos a terminar de visitar Costa Rica pero ya tenemos los ojos puestos en la ruta.

Youtube Instagram Facebook

www.LosMundo.com

4 CommentsPublicar Comentario

  • Hola, familia. Ha sido un gusto conocerlos, los admiro demasiado sus peques son marsvillosos y ustedes estan haciendo un gran trabajo. Hoy es 12 de enero y no se si ya salieron de Costa Rica. Vivo en Nandayure Guanacaste, se que se lleban grandes recuerdo de este país y de esta provincias,. Pero la ruta tiene que continuar, Martha, Dany les deseo un buen viaje y seguire disfrutando de sus aventuras y de las enseñansas de Tao que me encantan, de la simpatia de Tara y del aprendisaje de Erik , cuidence mucho. Besos y abrazos.

  • Espero que les vaya bien en Costa Rica se les quiere mucho y se siguen sus aventuras gracias a Dios quedaron varados aquí y no en un lugar peligroso, suerte y son una belleza de familia!

  • hace una semana los descubrí y me estoy viendo todosssssssss los videos, son hondureña, pero vivo en españa y me alegra mucho ver los verdes paisajes de mi querica america latina, pero mas de Centro America……..un beso fuerte para todos, pero para TAO mas,,,es mi maestro biologo virtual y la sonrisa de la DHARA me llena el corazon………..y erik,,,, tiene lo mejor de sus dos hermanos..

Déjanos un comentario! :-)

Tu email no será publicado

Translate »